News

Espray con tecnología ADN para la trazabilidad alimentaria

La compañía startup DNATrek propone un sistema con el que se podrá garantizar mucho mejor la trazabilidad alimentaria, pues permite identificar fácilmente toda la información sobre el origen, la producción y procesamiento. El sistema se basa en un espray con tecnología ADN, se trata de una solución líquida sin sabor ni olor, con la que se rocían alimentos como frutas y verduras para que quede en ellos impreso un código de barras genético.

El espray con tecnología ADN para la trazabilidad alimentaria tiene su origen, como suele ocurrir en muchas ocasiones, en una tecnología desarrollada para cuestiones militares, concretamente en un sistema de rastreo de ADN que desarrolló el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore, para la defensa biológica subvencionada por el Departamento de Defensa de Estados Unidos. Uno de los responsables de la empresa DNATrek, vio que esta tecnología se podía aplicar en el mundo de la seguridad alimentaria, con estos códigos de barra genéticos se podría detectar rápidamente su origen en el caso de que se produjera un brote infeccioso, algo que es complicado con la tecnología actual.

La empresa desarrolla los códigos de barra genéticos a partir de ingredientes naturales, son 100% seguros y el sistema cuenta con la aprobación de la FDA (Food and Drug Administration). Según explica DNATrek, basta una millonésima parte de un gramo de producto, para poder integrar en él la información relativa al origen, la fecha de cosecha, el campo donde se cultivó, quién realizó la recogida y manipulación, quién fue la empresa envasadora, etc.

Para recuperar toda esta información se utiliza un hisopo, un simple bastoncillo que se utiliza en medicina para recoger muestras y posteriormente procesarla en un aparato que se encarga de leer el código y posteriormente imprimir o enviar al ordenador todos los datos que en él se encierran. La empresa explica que se pueden crear un número infinito de códigos de barra genéticos que se pueden generar en cualquier punto de la cadena alimentaria para integrarlo. Claro, que este sistema tiene otras muchas aplicaciones, es un marcador interesante con el que frenar el fraude alimentario, realizar un seguimiento de los alimentos o detectar un foco de infección causante de una enfermedad transmitida a través de los alimentos, entre otros.

Fuente: gastronomia

More News

Direct booking