Noticias

¿Detectaremos alguna vez universos paralelos?

Pensamos en nuestro universo como todo lo que alguna vez hubo, hay y habrá. Pero según algunos investigadores, podría ser no solo que hubiera muchos universos, sino un número infinito de ellos.

Esta noción de múltiples universos, a veces denominados "multiverso" para acortar, no es una idea loca elaborada por físicos aburridos. Aunque la ciencia es innegablemente especulativa, surge de teorías bastante bien fundadas.

Y descubrimientos recientes han dado grandes titulares que apoyan la idea. Hay muchos físicos que no lo saben todavía, pero la existencia del multiverso es posible y algunos dirían que probable.

Pero si realmente hubiera otros ámbitos además del nuestro, ¿cómo lo sabríamos? ¿Seremos capaces alguna vez de detectar otro universo?

"Creo que se pueden encontrar pruebas definitivas de cosas fuera de nuestro universo", dice Anthony Aguirre, físico en la Universidad de California, Santa Cruz. Después de todo, no poder ver o sostener un átomo directamente no descarta la confirmación de su existencia para los físicos. Quizá el tipo más plausible de multiverso es una consecuencia natural de una teoría llamada inflación.

El universo se expandió rápidamente después del big bang, y continúa haciéndolo hoy. Pero según la inflación, el universo creció con rapidez exponencial en los primeros momentos de su existencia, un instante de expansión más rápida que la luz.

El físico Alan Guth propuso esta idea radical en 1980 para explicar varias características del universo: por ejemplo, por qué tiene el mismo aspecto en todas las direcciones.

Desde entonces, físicos como Andrei Linde han desarrollado aún más la teoría, que ha sido apoyada por observaciones de la radiación de fondo de microondas (CMB), el brillo residual del big bang que llena el cielo.

Hace unas pocas semanas, los físicos responsables del experimento Bicep2 captaron la atención de la prensa por detectar una fuerte señal de inflación, ondulaciones pequeñas en el tejido espacio-tiempo del cosmos que se llaman ondas gravitacionales. El patrón que vieron en el cielo fue precisamente lo que los teóricos de la inflación predecían .¿Y qué tiene que ver esto con el multiverso?

Universos burbuja

Nadie sabe exactamente cómo ocurrió la inflación, pero algunas de las ideas más simples y razonables sugieren que fluctuaciones al azar de partículas cuánticas al principio del universo causaron que se detuviera la inflación en algunas regiones pero no en otras. Así, la inflación sería eterna.

En lugares donde la inflación se detuvo, se formarían universos burbuja que podrían reunir átomos, estrellas e incluso planetas. Nuestro universo sería simplemente uno más en esa miríada de universos. Aunque se acepta ampliamente la inflación, la inflación eterna es más especulativa.

"Yo personalmente soy escéptico acerca de esto", dice el físico Sean Carroll del Instituto de Tecnología de California. Aún así, continúa, es plausible.

Según algunas teorías, cada universo podría tener la forma de una burbuja, produciendo un multiverso que es como una espuma infinita en la que cada burbuja es un universo con sus propias versiones de las leyes de la física.

Y debido a que las posibilidades son literalmente infinitas, algunos universos podrían ser realidades alternativas en las que usted es una estrella de cine o en las que los delfines dominan la tierra. Estos universos burbuja están todos conectados, pero entre ellos, la inflación eterna está todavía estirando el espacio-tiempo más rápido que la velocidad de la luz.

Así que, a menos que usted pueda moverse más rápido que la luz, algo que Einstein afirmó que era imposible, no podrá saltar de una burbuja a otra. E incluso si pudiera, este viaje sería difícil.

"También tiene que sobrevivir a la inflación intermedia que intentará inflar cada átomo de su cuerpo", dice Aguirre. "No es muy práctico".

Quizá la mejor forma y la más segura de ver otro universo burbuja sería si alguno chocara con el nuestro, algo que podría dejar una huella en la radiación de fondo de microondas, explica Aguirre.

¿Pero qué probabilidad hay de que algo así suceda y qué aspecto tendría ese chichón cósmico?

Depende de la naturaleza real de la inflación, comenta el físico, que es algo que todavía nadie comprende del todo. Para Carroll, chocar con un universo burbuja no parece probable. "Es probable que esto no sea cierto, porque o no ha sucedido nunca o habría sido muy obvio y nos habríamos dado cuenta hace mucho tiempo".

Otra posibilidad es que un empujón de un universo vecino provocara que las galaxias cercanas al golpe se movieran en una dirección distinta comparado con el resto de nuestro universo.

Algunos astrónomos han afirmado que han observado este llamado flujo oscuro, pero la mayoría de los científicos siguen siendo escépticos. "Mi opinión es que es bastante improbable", explica Aguirre.

Si otro universo pudiera causar un flujo oscuro, habría dejado una marca evidente y notoria en el CMB, y esto es algo que los astrónomos no han visto.

Además de los choques de burbujas cósmicas y los flujos oscuros, dice, no hay muchas ideas bien desarrolladas sobre cómo detectar otros universos en el multiverso inflacionario.

Realidad alternativa

Otro tipo de multiverso surge de lo que se llama la interpretación de la física cuántica de los universos paralelos. Según esta teoría, cada posible resultado del universo existe simultáneamente en otros universos. Por ejemplo, usted puede mirar a su lámpara y ver que está encendida.

Pero al mismo tiempo, hay una realidad separada y paralela donde la lámpara está apagada.

Igual que el multiverso inflacionario, el multiverso de universos paralelos implica realidades alternativas. Una gran diferencia, sin embargo, es que los universos paralelos de esta teoría no están en ningún lugar físico, sino que coexisten con el nuestro en una parte de la realidad separada y abstracta.

Los científicos quizá nunca encuentren signos directos de ningún tipo de multiverso, dice Carroll. Para algunos detractores, eso significa que estas teorías no son científicas. Pero eso es irrelevante, dice. "Nuestro trabajo como físicos es creer lo que nos dicen nuestras ecuaciones".

En otras palabras, al ir detrás de las matemáticas, los teóricos podrían ayudarnos a descubrir signos indirectos del multiverso. Y con el tiempo, se podría reunir suficiente evidencia indirecta para sugerir que el multiverso es abrumadoramente probable.

Dadas las implicaciones asombrosas que esto conllevaría, un número infinito de copias exactas de usted y de la Tierra, podría ser algo muy difícil de aceptar por muchas personas.

Al menos en nuestro universo.

Fuente: http://elcomercio.pe

MAS NOTICIAS