Noticias

El cáncer de hígado, un asesino silencioso

En muchas ocasiones se ha escuchado de los diversos casos o las altas tasas de mortalidad del cáncer de próstata, de cólon, de mama, de pulmón o de estómago. Pero hay otro cáncer que puede consumirte rápidamente si no tomas las previsiones indicadas.

El cáncer de hígado (o hepático) es la tercera enfermedad neoplásica con la mayor tasa de mortalidad en el mundo, solo por debajo del gástrico y el pulmonar, atacando principalmente a personas adultas.

Se sabe que existen dos motivos de alto riesgo por los cuales podría ser víctima de este mal y ambos están muy relacionados con los hábitos de vida que tienen los pacientes. 

"Si el paciente ha sufrido cirrosis, está claramente propenso a ser víctima de un cáncer hepático" indicó a El Comercio el doctor Raymundo Flores, médico radiólogo de Resomasa.

"Esta enfermedad se produce, no solo  por el consumo excesivo de alcohol, contrario a lo que muchos piensan; también se produce por un alto consumo de fármacos, por el hábito de consumir comida chatarra, ser víctima de diabetes, entre muchos otros" agregó.

Por otro lado, la hepatitis B, una enfermedad adquirida por transmisión sexual, es otro de los factores que eleva la posibilidad de tener cancer de hígado. Entonces, si usted ha sido o es vícitima de alguna de esas dos enfermedades, tiene que hacerse los exámenes de descarte correspondiente, ya que de esta forma podría ganar minutos vitales en al lucha de este mal.

Pero estas no son las únicas causas. "Si bien es cierto, por las causas expuestas anteriormente, son los adultos quienes suelen adquirir esta enfermedad, pero también se puede dar en los niños, que en estos casos se producen por un tumor llamado Hepatoblastoma, el cual se produce sin motivo evidente" explicó el médico radiólogo.

Según explica el doctor Flores, solo existe una forma de tratar este mal. Si es detectado temprano y el cáncer no ha avanzado, se puede operar y extraer el tumor. Si el cáncer ya avanzó, no hay vuelta atrás y el paciente tendría un período máximo de 5 años - dependiendo de cada caso, claro- de vida.

Si no padeces de ninguna de las dos enfermedades mencionadas anteriormente, pero estás interesado en poder realizarte exámenes de descarte de este mal, puedes dirigirte al Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas y tomar el programa Prevención.

Fuente: http://elcomercio.pe

MAS NOTICIAS