Noticias

Invasión de llamadas a centros de toxicología por bebidas energétic

Por Danielle Ryan

(CNN) — Las bebidas energéticas pueden representar un verdadero problema para los niños, según un nuevo estudio de la Asociación Americana del Corazón.

Los investigadores descubrieron que el 40% de las 5.156 llamadas que se reciben en los centros de toxicología por "exposición a bebidas energéticas" incluye a niños menores de 6 años. En la mayoría de los casos, los padres ignoraban que los niños habían tomado una bebida energética. En muchas de las llamadas se reportó que los niños estaban experimentando efectos secundarios graves, como un ritmo cardíaco anormal o que estaban teniendo convulsiones.

Fotos: ¿Cuánta azúcar hay en tus bebidas?

Esta semana se está presentando el estudio en las Sesiones Científicas de la Asociación Americana del Corazón.

El Dr. Steven Lipshultz, autor del estudio, ha tratado casos de niños que se enfermaron luego de consumir bebidas energéticas. Aunque los estudios sobre el impacto que la cafeína tiene en los niños son limitados, Lipshultz, profesor y presidente de pediatría de la Universidad Estatal de Wayne, dijo que los adolescentes pueden experimentar problemas graves después de beber solo 100 mg de cafeína. Los niños más pequeños podrían sentir los efectos incluso al beber una menor cantidad, dijo.

Algunas bebidas energéticas contienen más de 300 mg de cafeína y podrían presentarse en una combinación de cafeína de calidad farmacéutica y aditivos "naturales". Estudios anteriores han demostrado que las combinaciones de cafeína les podrían causar más problemas de salud a las personas.

Lipshultz dijo que cree que el número de casos asociados con las bebidas energéticas y los niños son más altos de lo que se informa en este estudio. Eso es porque los padres de los niños que se enferman después de consumir demasiada cafeína, no siempre llaman a la línea de emergencia, sino que podría ser que en lugar de ello, acudan directamente a la sala de emergencias. El estudio no tomó en cuenta esas cifras.

"Los datos reportados probablemente representan la punta del iceberg", dijo Lipshultz.

"Este es un hallazgo muy preocupante", dijo el Dr. Laurence Sperling. Sperling es el director médico de la clínica de cardiología preventiva en el Emory Healthcare en Atlanta. "Se señala, además, que tenemos que ser muy responsable acerca de quién utiliza las bebidas energéticas, porque son potencialmente dañinas para los adultos, pero como lo señala este informe, la preocupación puede ser aun mucho mayor para aquellos más jóvenes".

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) no establece un estándar para lo que se considera una cantidad segura de cafeína para los niños. La Academia Americana de Pediatría prefiere que los niños no consuman cafeína, aunque alrededor del 73% de los niños lo hacen todos los días, de acuerdo con su investigación. Los niños y adolescentes son la población de más rápido crecimiento en cuanto al consumo de cafeína, según lo demuestran los estudios.

Para los adultos sanos, la FDA sugiere que las cantidades moderadas de cafeína no son perjudiciales. La agencia considera que una "cantidad moderada" está entre 100 y 200 mg (de una a dos tazas de 5 onzas de café). Otros lineamientos de la FDA indican que 400 mg al día, o alrededor de cuatro o cinco tazas de café, es "una cantidad que normalmente no se asocia con efectos negativos y dañinos".

Según la FDA, más de 600 mg al día se considera demasiado, aunque el impacto que tiene la cafeína en alguna persona varía según su tamaño, su género o cuán sensible es a la cafeína.

Los investigadores del estudio quisieran que el gobierno mejorara el etiquetado de las bebidas energéticas. Los fabricantes de bebidas energéticas no están obligados a indicar la cantidad de cafeína que contiene una bebida, puesto que la cafeína no es un nutriente, y las leyes en la actualidad requieren que solo se incluyan los nutrientes dentro de la información nutricional de los alimentos o bebidas.

La Asociación Americana de Bebidas recomienda que los fabricantes de bebidas energéticas identifiquen la cantidad de cafeína de todas las fuentes. La asociación sugiere que esto se detalle en una parte de la etiqueta independientemente de la información nutricional. La asociación también sugiere que se incluya el aviso "no apto ni recomendado para niños, mujeres embarazadas o que estén amamantando y/o personas que sean sensibles a la cafeína". Por ejemplo, Monster Energy le agregó el contenido de cafeína y la advertencia a sus etiquetas en el 2013. Pero como esto no es requerido por la ley, no todas las etiquetas de bebidas energéticas contienen esas advertencias.

En el 2010, la FDA prohibió la combinación de alcohol y bebidas energéticas, y como resultado, la cantidad de llamadas a los centros de toxicología por esta combinación específica disminuyó drásticamente.

Fuente: http://cnnespanol.cnn.com

MAS NOTICIAS

Direct booking